EXMO. SR. D. FRANCISCO ANTONIO DE LA BRENA Y DE LA BRENA

CORONEL DE CABALLERÍA Y CABALLERO DE LA ORDEN DE SAN HERMENEGILDO

 

Don Francisco Antonio de la Brena y de la Brena nació en San Ciprián de Carranza el 5 de agosto de 1787, y fue hijo legítimo de don Francisco de la Brena y de doña Casilsa de la Brena y Negrete. Nieto por línea paterna de don Juan de la Brena y de doña María del Pozo, segundo nieto también por línea paterna de don Juan de la Peña y de doña María García.

Fue militar sin tacha, fiel y cumplidor, por lo que mereció muchos honores. Ascendió a Coronel el 22 de enero de 1835, y el 25 de marzo de este año, se le concedió licencia para contraer matrimonio, con doña Manuela Trevilla Ladrón de Guevara, digna compañera de la nobleza carranzana.

Procedente del disuelto ejército, su situación era ilimitada en la ciudad de Vitoria desde febrero de 1833, fecha en que abandonó el Cuerpo de Guardias de Su Majestad siendo brigadier, que equivalía a Teniente Coronel del Arma de Caballería.

Sirvió a las órdenes del brigadier don Juan Beamurguía, cuando éste mandaba los batallones del distrito de Valdegovía, recorriendo en esta misión los puntos de Puentelarrá, Santa Gadea, Miranda y otros, cumpliendo totalmente sus deberes, cumpliendo órdenes y fomentando el espíritu cívico principal objetivo de esta misión.

Al disolverse el escuadrón de señores jefes y oficiales a que pertenecía, pasó a la provincia militar de Vizcaya, donde permaneció hasta agosto de 1839, fecha en que se celebró el convenio de Vergara.

En 1836 concurrió a la batalla de Mendigorría dada el 16 de julio, a la acción de Miranda el 18 de agosto, a la batalla de Arrigorriaga del 11 de setiembre, asistiendo además a varias escaramuzas hasta junio de 1837.

En 1840 se le concedió licencia ilimitada con sueldo de novecientos reales mensuales, para residir en San Ciprián de Carranza.

Estuvo en posesión del escudo de distinción concedido por el rey Fernando VII el 19 de noviembre de 1824, y el rey de Sicilia le concedió la cruz de Caballero de la Orden de San Fernando, el 15 de julio de 1830. En abril del mismo año le fue dada la cruz de San Hermenegildo.

Como escudo de armas usó el lismo de su tío, don Manuel Francisco de la Brena y Negrete.

 

«VALLE DE CARRANZA»

HIJOS ILUSTRES DE CARRANZA

D. MANUEL LÓPEZ GIL

Cura Arcipreste de Soscaño

BILBAO, 1975