D. MATEO JOSÉ DE NEGRETE

FUNDADOR DE UNA ESCUELA

 

Hijo ilustre del lugar de Ranero, en el Valle de Carranza, fue don Mateo José de Negrete, presbítero, capellán de honor de Su Majestad, dignidad de arcipreste de la Villa de Illescas, Caballero de Santiago, regidor de la villa de Madrid.

Parece ser que tuvo por padres a don Mateo de Negrete y a doña Lucía de la Llosa. Doña Lucía , hija de don Gaspar y de doña María de las Bárcenas, nació el 10 de diciembre de 1663, y murió el 16 de julio de 1697, primera mujer de don Mateo de Negrete que dejó a Manuela, Antonia, José y otros dos menores.

Nuestro biografiado, otorgó testamento en Madrid el 18 de enero de 1774, ante don Santiago Gutiérrez de Ajo, bajo el cual falleció el 16 de enero de 1777.

Por disposición de la cláusula 11, estableció una obra pía de 30.000 reales de vellón al 2,50% para crear y sostener una escuela de primeras letras en el pueblo de Ranero, donde fue bautizado.

Designó como testamentarios, ejecutores y patronos de sangre de dicha obra pía a don Manuel Negrete y de la Torre, Marqués de Torremanzanal, a don Antonio  Moreno Negrete, Brigadier de los reales Ejércitos y a don Francisco de Paula Gómez de Terán, Marqués de Portago, en cabeza y representación de su legítima mujer doña María de Negrete, dándoles el encargo de que tomaran de sus bienes los treinta mil reales de capital, y los impusieran en rentas ciertas y seguras, y remitieran los títulos de la imposición al señor cura de Ranero, para satisfacer los honorarios del maestro, con los intereses.

La señora doña María Agustina de la Torre, Condesa viuda de Campo Alange, según escritura que otorgó al año siguiente de morir el fundador, 15 de julio de 1778, recibió de los señores testamentarios ya citados, el capital en monedas de mil y quinientos pesos fuertes del nuevo cuño, de veinte reales, imponiéndolo al 2,50% sobre unas casas de la calle Duque de Alba que había comprado a su hijo don Manuel de Negrete y de la Torre, y ella había mejorado, y en su consecuencia se obligaba a ella y los descendientes a pagar los setecientos reales que producía el capital en favor de una obra pía. Don Mateo José de Negrete, fundador, estuvo emparentado con el Conde de Campo-Alange y los Marqueses de Torremanzanal y el de Portago.

El título de Conde de Campo-Alange, afirma «Nobleza Cubana», fue creado por el rey Carlos III en el año de 1760 en favor de don Ambrosio José de Negrete, regidor de Madrid, esposo de doña María Agustina de la Torre, descendiente de María de Palacio vecinos ricos del lugar de Ranero, que vivían en el siglo XVII. Revisando el libro de finados de esta parroquia he visto que doña María de Palacio murió el 21 de febrero de 1683 y don Francisco Negrete falleció entre los años de 1685 y 1689.

Don Ambrosio José de Negrete primer Conde de Campo-Alange y sus hijos don Manuel María, general de los Ejércitos, gentil hombre de Cámara, Marqués de Torremanzanal, y don Manuel José Antonio Hilario, Capitán General a las órdenes de Godoy, Gran Canciller de la Orden de Montesa, embajador en París, y aunque su tronco radicó en Ranero olvidaron el pueblo de origen, e incumpliendo las obligaciones contraídas dejaron fenecer a los pocos años la escuela de primeras letras, primer centro de instrucción que conocían aquellos buenos hijos de Ranero.

Según Angel Salcedo Ruiz, reinstalado José, hermano de Napoleón, en la posesión del Palacio de Madrid, tuvo por ministros, entre otros, al general Negrete Conde de Campo-Alange, y cuando la proclamación de José Bonaparte, no queriendo llevar el pendón  como alférez mayor del reino el Marqués de Astorga, le reemplazó Negrete, y luego muerto el Duque de Frías le reemplazó en la Embajada de París después de haberle hecho José Bonaparte, Duque de Campo-Alange. Murió emigrado en aquella capital en 1818, a los ochenta y dos años de edad.

 

«VALLE DE CARRANZA»

HIJOS ILUSTRES DE CARRANZA

D. MANUEL LÓPEZ GIL

Cura Arcipreste de Soscaño

BILBAO, 1975