Carranza o Valle de Carranza (oficialmente Karrantza Harana/Valle de Carranza) es un municipio vasco situado en el extremo occidental de la comarca de Las Encartaciones, provincia de Vizcaya, comunidad autónoma del País Vasco. Limita con los municipios vizcaínos de Trucios, Arcentales y Lanestosa; con los municipios cántabros de Valle de Villaverde, Rasines, Ramales de la Victoria y Soba; y con los municipios burgaleses de la Merindad de Montija y el Valle de Mena.

El río principal es el río Carranza, que vierte sus aguas en el Asón. Otros ríos menores del valle son los ríos Seco, Callejo, de las Escaleras, Bernales, Cuadro y Presa.

El municipio, el más extenso de toda la provincia, cuenta con cerca de cincuenta pequeños barrios dispersos a lo largo y ancho del valle, entre los que destaca Ambasaguas, el más poblado, que cuenta con la estación de tren de Carranza, y Concha, donde se encuentra el ayuntamiento.

Historia

En el valle de Carranza se encuentra una multitud de monumentos megalíticos como dólmenes o túmulos. En 1904 fueron descubiertos los grabados de la cueva de Ventalaperra, en el barrio de Molinar, además de otros restos arqueológicos en enclaves del mismo entorno, estudiados a principios del siglo XX por J. M. Barandiarán.

Carranza aparece ya nombrado como Carrantia en la Crónica de Alfonso III, como lugar repoblado durante el reinado de Alfonso I (siglo VIII).

(Wikipedia).