D. JERÓNIMO BRINGAS Y DE LA TORRE

CANÓNIGO DE SEGOVIA

 

El Dr. D. Jerónimo Bringas y de la Torre, nacido y bautizado en la parroquia deSantecilla, del Valle de Carranza, fue Canónigo de la Santa Iglesia Catedral de la ciudad de Segovia, y Examinador Sinodal de aquel Obispado.

Sus padres, se llamaron Francisco Bringas de la Torre e Isabel Ruiz de Ahedo.

Por testamento otorgado en Segovia el 12 de diciembre de 1788, estableció en la parroquia de Santecilla cuatro aniversarios perpetuos: uno por su padre, otro por su madre, el tercero por su hermana Dña. María Antonia y hermano Pedro, Oficial del Real cuerpo de Artillería, y el cuarto por su alma y la de los deudos y parientes. Los cuatro habían de celebrarse con vigilia y misa cantada, con la ofrenda de pan y vino, con cuatro velas de cera de media libra en la sepultura, con responso cantado y clamor de campanas.

Para cumplirlos, destinó varias casas, fincas y arbolados de su propiedad, enclavados en Santecilla.

Cedió a los herederos sólo el usufructo de los mismos, pero con la obligación de celebrar y pagar los derechos de los referidos aniversarios, y si no querían aceptarlo o dejaban de cumplirlo, dispuso que esos bienes pasaran a la Fábrica parroquial, para que los cumpla anual y perpetuamente.

Estos bienes que fueron muchos, han sufrido disminución en el trascurso de los años. Las casas desaparecieron por la acción del tiempo, y las fincas y arbolados mermaron por enajenaciones autorizadas para las necesidades de la Iglesia, y por sustracciones fraudulentas que nunca faltan en esta clase de bienes fundacionales.

Hoy quedan sesenta y tres fincas esparcidas en las varias llosas del pueblo, inscritas en el Registro de la Propiedad, a nombre de la iglesia de Santecilla. La parroquia las tiene arrendadas y con sus productos se cumplen normalmente los aniversarios y queda aún una cantidad para las necesidades del culto. No están en lo cierto los cronistas que afirman haber desaparecido esta fundación.

 

«VALLE DE CARRANZA»

HIJOS ILUSTRES DE CARRANZA

D. MANUEL LÓPEZ GIL

Cura Arcipreste de Soscaño

BILBAO, 1975