Prólogo.

«Los escudos que ofrece Labayru en su «Historia de Vizcaya», en el valle de Carranza, son muy pocos en relación con los que existen, ya que solamente consigna los de Ahedo, Conde del Alanje (que es Campo Alange, de apellid Negrete), Gil, Guardamino, la Torre, Matienzo, Ochoa, Pando, Sumiano y Vicente, en el primer tomo, y Carranza, Gil e Ibañez, en el tercero.
En la época de las luchas de bandos los dos linajes rivales del valle de Carranza fueron los de los Giles y los Negretes y esa tradición vino a tomar carta de naturaleza, como los bandos de Oñaz y Gamboa en el resto de Vizcaya – oñacinos y gamboinos -, cuando por ejecutoria del rey de España, Felipe II, se designaron dos Alcaldes en el valle de Carranza, uno por los Giles y el otro por los Negretes.
La Casa Armera de los Giles existió en el pueblo de Ahedo, y se destruyó en las luchas con Negretes y Salazares. El escudo que atribuye Labayru a los Gil, del valle de Carranza, lo vemos en el segundo cuartel de las armas de Colina, que describimos en la villa de Lanestosa.
La Casa Infanzona, de Lombera, parece radicó con su foso y contrafoso en el campo de Concha, que hoy es el centro urbano de Carranza, y ello consigna el que fue Arcipestre de Carranza, don Manuel López Gil, en su interesantísimo trabajo «Los Escudos de Carranza», que escribió siendo aún seminarista y que nos ha sido de gran utilidad para la información que seguidamente ofrecemos.
Además de a otros solares que consignamos en las fichas de escudos de Carranza que aquí aparecen, alude Labayru, en su «Historia de Vizcaya», a la Casa Torre de San Esteban que mandó edificar don Juan Sánchez Treto, casado con una hija de don Lope Ochoa.
De los escudos que conoció López Gil, ya no está en Carranza el de Lombera, que lo llevaron hace unos treinta años y que hasta entonces se conservó en el barrio de Lombanos, del pueblo de San Esteban, en la casa que llevaba la inscripción «Esta casa hizo José F de Lombera y su muger María de la Brena, año 1671″.
El escudo cuartelado ofrecía: 1.º y 4.º águila explayada; 2.º y 3.º árbol y lobo pasante.
Estas armas difieren de las que con árbol, lobo andante a cada lado y en lo alto cinco panelas, constan como propias de los Lombera en la ejecutoria de 27 de abril de 1775 de don Miguel de Ahedo, hijo de don Manuel de Ahedo y Lombera y nieto de don Miguel de Ahedo y de su esposa doña María de Lombera y de la Brena, cuyos padres don José de Lombera y doña María de la Brena, mandaron construir la casa que acabamos de citar.
Según López Gil algunos cubos de cerca de propiedad, aparte de los que luego decimos, ostentaron escudos de armas en Carranza, pero no hemos localizado de los que él cita, el del cubo de la propiedad de don Nicolás Vicario, en el pueblo de San Esteban (página 41 de su obra) y otro en el barrio de La Lama, junto a Ahedo.
También alude a otro escudo que hubo en el pueblo de Sangrices y que se utilizó como material para construir la pared dela huerta de don Ramón Trueba.
En la anteiglesia de Abando nos hemos ocupado de un escudo con las armas de Matienzo-Rozas, en una casa moderna propiedad de don Nicolás Vicario y suponemos que se trata de un escudo trasladado desde Carranza y muy posiblemente puede ser el del cubo aludido en la propiedad de Vicario en San Esteban.»

JAVIER DE YBARRA Y BERGÉ
ACADÉMICO CORRESPONDIENTE DE LA REAL ACADEMIA DE LA HISTORIA
ESCUDOS DE VIZCAYA
V.- LAS ENCARTACIONES
Volumen II
VALLES DE CARRANZA, TRUCIOS, ARCENTALES,
SOPUERTA, GALDAMES Y VILLA DE LANESTOSA
BIBLIOTECA VASCONGADA VILLAR
BILBAO – 1967.